¿Quiénes tendrán prioridad en recibir vacuna contra COVID-19?

Una vez que la vacuna contra el coronavirus llegue al mercado no sólo se tendrán que tomar decisiones sobre qué personas tienen prioridad en recibirla, sino también sobre qué países estarán primero.

Independientemente de los criterios éticos para determinar quienes van a recibir primero la vacuna, están también los intereses de cada país.

Estados Unidos ha sido claro al respecto, cuando se demostró que el remdesivir acortaba la duración de la COVID-19, este país norteamericano se hizo con prácticamente todo su stock mundial para tres meses. Este país ha asegurado ya la compra de cientos de millones de dosis de vacunas.

Expertos en Salud Pública temen que Estados Unidos acapare el suministro de una vacuna efectiva contra el coronavirus si ésta surgiera inicialmente en dicho país.

Ante esto, más de 140 líderes mundiales firmaron una carta abierta a todos los Gobiernos en la que se solicita que las vacunas contra la COVID-19 se considere un “bien global” para repartir de forma equitativa.

El objetivo principal de la iniciativa COVAX es administrar dos mil millones de dosis de vacunas seguras y efectivas contra el coronavirus para finales de 2021.

¿Quiénes serían los primeros en recibir la vacuna?

Según los documentos de COVAX, los colectivos prioritarios se determinarán según las características específicas de las vacunas que demuestren seguridad y eficacia.

Las políticas de recomendaciones para la primera ronda de vacunaciones probablemente consideren como prioritarios a los profesionales sanitarios (1 por ciento de la población mundial), a los adultos con más de 65 años (8 por ciento de la población mundial) y a adultos de alto riesgo con enfermedades de base como diabetes, hipertensión… (15 por ciento de la población mundial).

Estos criterios coinciden con los de muchos otros países, que consideran a estos grupos como los prioritarios para recibir la vacuna, no sólo por su situación de mayor vulnerabilidad sino también porque su vacunación supone un mayor beneficio global para la salud de la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *